MORADA PARA LOS SOBREVIVIENTES

Quito 2012

 

En Morada para sobrevivientes, Loreto Buttazzoni enmarca e ilumina lo invisible. Eleva el suelo de la tierra a nuestros ojos haciendo macro lo minúsculo y revelando así, el frágil ecosistema que vive a oscuras de nuestro conocimiento cotidiano. 

 

La esmerada, pulcra y a la vez, pura estética de esta obra,  tiene reminicencias tanto orientales como entomológicas.  La delicadeza al trabajar el papel y el color es casi científica contrastando graciosamente con el uso del pop up que remite a los cuentos infantiles y sus mundos imaginarios que leemos de noche, hora en que mejor se aprecia también este trabajo  que apunta un mundo silencioso a nuestros oidos aún cuando poco a poco se está extinguiendo.

 

Loreto Buttazzoni trabaja con la lucidez y la destreza innata de una araña que teje para sobrevivir y eso se refleja en cada centímetro de su obra.

 

Isabel Margarita Bustos

Escritora y guionista